Aprendiendo los conceptos de Psicología Social

Viendo la película francesa “Recursos Humanos“, pude encontrar conceptos relevantes para la Psicología Social que no se pueden dejar pasar, ya que permiten comprender las relaciones laborales y los conflictos de intereses que en las empresas suelen presentarse.

En este sentido, puede verse en Frank, el protagonista de la historia, una afiliación con la fábrica, en la cual su padre ha trabajado durante 30 años, pero no una pertenencia. En la entrevista con el Director de Recursos Humanos le va bien; si bien, el directivo no lo quiere por ser nuevo y tener nuevas ideas, por el jefe es bien recibido y hasta le ofrece un empleo en su compañía. Sin embargo, Frank, con el correr de los días, va descubriendo que el jefe actúa movido por sus propios intereses y deja de gustarle su tarea en esa empresa.

Tampoco se siente perteneciente a su casa. Por ejemplo, cuando la madre le dice que en su cuarto ha puesto dos camas para los nietos, a él no le importa. La madre le dice: “Pero es tu cuarto”, y Frank le responde: “Lo era”.

También, al encontrarse con sus amigos, tiene un conflicto, ya que uno de ellos lo ha visto por la fábrica de traje, mientras él es obrero, y piensa que Frank se siente superior por ello, cuando en realidad, no es así. Ellos se sienten menos, igual que su padre, quien quiere que entre a trabajar en la empresa como jefe para que no sea un obrero como él.

Pero una situación bastante particular ocurre cuando Frank y su padre van a la fábrica, y cuando quieren entrar al taller, un supervisor les dice que está prohibida la entrada para personas ajenas a la empresa, y cuando Frank se queda solo, le pide disculpas y lo deja entrar. La diferencia en el trato a un obrero y a alguien que puede ocupar un puesto más alto, es evidente.

Su mismo padre hace diferencias, cuando le dice que no pueden comer juntos en la empresa, porque si no le perderán el respeto cuando tenga que trabajar con los directivos.

Una de las cosas que a Frank no le gusta es cómo tratan a su padre en la fábrica, ya que, ante su presencia, otro supervisor le grita: “Estás cansado, ¿o qué? Estás frenando la cadena.” Y el padre se pone a trabajar, sin decir una palabra, como si fuera un esclavo.

Está clara la pertinencia del padre de Frank en su puesto de trabajo. Llega temprano, no deja de trabajar, no quiere que le cambien las horas de trabajo porque así se siente bien y cuestiona a los sindicalistas. Sin embargo, un compañero de trabajo de su padre, le cuenta a Frank que, en realidad, a nadie le gusta ese trabajo, sino que aguantan porque necesitan trabajar.

Este “aguante” es posible mediante la cooperación. Este compañero le cuenta a Frank que, cuando comenzó a trabajar en la empresa, no sabía cómo hacerlo, quería salir corriendo, y el padre de Frank fue quien se acercó y lo ayudó. De la misma forma, este compañero ayuda a Frank cuando su padre se enoja porque lo echan del trabajo y se une a los sindicalistas. Le ofrece un lugar en su casa y lo acompaña a la fábrica para imprimir la lista de despedidos y que la gente sepa qué es lo que está ocurriendo en la empresa.

Un factor importante para analizar es la comunicación. En la reunión entre los directivos y los sindicalistas, la representante de la CGT comienza a quejarse por los problemas que hay en la empresa y que siempre lo quieren resolver de la misma forma, aprovechándose de los derechos de los trabajadores. No se llega a ningún acuerdo, porque el jefe también levanta la voz, al igual que la representante del sindicato, y no se puede mantener una reunión tranquila.

Sin embargo, en otro momento, cuando Frank hace los cuestionarios para repartirlos a los obreros y pedir su opinión respecto al cambio de horarios, esta señora entra gritando a pedir explicaciones y es Frank quien calma la situación con su diplomacia y firmeza.

Hay diferentes niveles de comunicación en los distintos momentos de la película: en la reunión con los sindicalistas hay un caos, hasta que otro de los miembros del gremio habla en forma más tranquila y se llega a calmar la situación. Lo mismo sucede cuando habla Frank con ellos. Sin embargo, también hay subgrupos, como cuando el directivo y el jefe se reúnen a solas, para ocultar lo de los despidos. El líder generalmente es el jefe y, en el final de la película, la representante de los sindicalistas que, anteriormente, fue chivo expiatorio por querer entorpecer el trabajo.

En cuanto a la telé, puede notarse en el padre de Frank, quien no quiere unirse a los sindicalistas, que mantiene una telé negativa: él siempre se dedicó a trabajar y no le interesa meterse en huelgas. Hasta que entendió que sus hijos estaban luchando por él, devolviéndole el sacrificio que había hecho por ellos y se unió al reclamo.

Para finalizar, también hubo aprendizaje, ya que Frank comprendió cuál es el trabajo de los jefes, que siempre van a trabajar según sus intereses. Aunque no esté de acuerdo con el accionar que han tenido los directivos, entiende que ése no es un trabajo para él y lo toma como experiencia, teniendo en cuenta el lugar de donde vino y que los estudios no hacen mejor persona a alguien, sino que debes adaptarte al sistema si querés trabajar.

El final de la película da pie a una reflexión acerca de la pertenencia, ya que Frank decide irse a París y su amigo le dice que está bien, porque “tu sitio no es este agujero”, a lo que él le pregunta: “Y, ¿cuál es tu sitio?” ¿La pertenencia es el lugar donde uno se siente a gusto o cómodo?

 

Por Lic. Prof. Jimena Trippano

Photo by Diego Duarte Cereceda on Unsplash

Trailer “Recursos humanos”: https://www.youtube.com/watch?v=1VQTjf0Yf24